EL IMPERIO ROMANO

El Imperio Romano es el principal contenido de este tema, desde la fundación de Roma hasta su caída.

UNIDAD 13 . EL IMPERIO ROMANO

1 LOS ORÍGENES DE ROMA

A mediados del siglo VIII a.C., algunas tribus de latinos se agruparon a orillas del río Tíber.
Al principio, los romanos vivían sólo de la agricultura y la ganadería. Pero como la ciudad era un lugar de paso, Roma se convirtió en un importante enclave comercial.
Desde su fundación, Roma fue gobernada por una monarquía. El rey tenía los máximos poderes.

2 LA ROMA REPUBLICANA

En el año 509 a.C., las familias patricias de Roma se aliaron con los plebeyos para acabar con el último monarca etrusco. Roma se convirtió en una República.
El gobierno de la República quedó definitivamente organizado en tres instituciones:
  • Los comicios: reunión en asamblea de los ciudadanos romanos para votar las leyes y elegir a los magistrados.
  • Los magistrados: eran elegidos anualmente y gobernaban la ciudad. Los más importantes eran los cónsules.
  • El senado: formado por 300 antiguos magistrado, casi todos patricios. Era el centro de la vida política, ratificaba las leyes aprobadas en los comicios y resolvía los asuntos de política exterior y finanzas.
Además, para asistir a las asambleas o ser elegido magistrado o senador era necesario tener fortuna propia y ser conocido y respetado. Así, la República romana era más una oligarquía que una verdadera democracia.

3 LA CONQUISTA ROMANA DEL MEDITERRÁNEO
3.1. LA EXPANSIÓN DE ROMA

La República romana conquistó enormes territorios gracias al crecimiento de su riqueza y a un numeroso ejército.
La expansión de Roma se realizó en distintas fases:
  • Entre el 500 y el 250 a.C., la ciudad de Roma conquistó la Península Itálica.
  • Entre el 264 y el 146 a,.C., Roma se enfrentó, en las denominadas Guerra Púnicas, a Cartago. Tras su victoria, los romanos impusieron su dominio sobre todo el Mediterráneo occidental.
  • Entre los siglos III a.C. y II a.C., las legiones romanas conquistaron Grecia y el Mediterráneo oriental.

3.2. LA CRISIS DE LA REPÚBLICA ROMANA

Entre los años 133 y 44 a.C., se produjo en Roma la crisis del sistema republicano.
Las conquistas aportaron a Roma grandes riquezas, aunque también originaron enormes desigualdades sociales. Algunas personas se enriquecieron, pero gran parte de los campesinos se arruinaron.
Las quejas de esa plebe urbana dieron lugar a conflictos sociales.
Para solventar la crisis, el Senado y los magistrados entregaron el poder a jefes militares, que se enfrentaron entre sí generando violentas guerras civiles y desestabilizaron políticamente a la República.
En el 48 a.C., uno de estos militares, Julio César, fue proclamado dictador perpetuo y asumió los máximos poderes. Pero partidarios de la República y patricios que veían peligrar su poder asesinaron a César a las puertas del Senado de Roma. Fue el primer paso hacia la proclamación del Imperio.

4 EL IMPERIO ROMANO
4.1. OCTAVIO AUGUSTO, EMPERADOR

Tras la muerte de Julio César, su hijo adoptivo Octavio venció a sus rivales en una guerra civil y se convirtió en el hombre más poderosos de Roma.
Augusto concentró en su persona todos los poderes civiles y militares e inauguró un nuevo sistema de gobierno: el Imperio.

4.2. LA ORGANIZACIÓN DEL IMPERIO

Aunque, en principio, el título de emperador no era hereditario, la mayoría de emperadores se sucedieron de padre a hijo. Las instituciones republicanas, como el Senado, los magistrados y los comicios continuaron existiendo, pero fueron desposeídos de sus funciones.
Los territorios que se incorporaron al Imperio se organizaron en provincias.

4.3. DOS SIGLOS DE PAX ROMANA

A lo largo de los siglos I y II d.C., el Imperio alcanzó su máxima expansión. En este período, conocido como la pax romana, apenas hubo conflictos sociales y guerras exteriores, ya que un poderoso ejército garantizaba la paz y defendía las fronteras de los ataques de los pueblos extranjeros (bárbaros).
Además, en todo el Impero se adoptó la lengua y la cultura latinas (romanización).